miércoles , 27 enero 2021

Marisa Sánchez subraya que la Ley SUMA será una gran aliada en la lucha frente al reto demográfico y el crecimiento económico de la provincia

 

Audio de Marisa Sánchez explicando la Ley Suma para la Simplificación Urbanística y Medidas Administrativa.

  • La diputada del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha ha avanzado las ventajas que esta norma, para la simplificación urbanista y de las medidas administrativas, tendrá para el conjunto de la ciudadanía, incrementado la oferta de vivienda asequible y desbloqueando o reactivando solares abandonados.
  • La parlamentaria regional ha explicado que esta ley va a permitir que “cuando alguien tenga una idea que suponga crear empleo o riqueza en Castilla-La Mancha, se encuentre con la legislación más ambiciosa y avanzada de toda España».

“La política es una herramienta clave para mejorar la vida de la ciudadanía, para solventar problemas, y el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene concentrados todos sus esfuerzos en ello, máxime en el actual contexto en el que nos encontramos”, ha reivindicado la diputada regional del PSOE y portavoz de Fomento, Marisa Sánchez, subrayando como ejemplo la nueva Ley SUMA para la Simplificación Urbanística y Medidas Administrativa, cuyo plazo de enmiendas termina este viernes en el parlamento autonómico, y con objetivo pasa por hacer más accesible y asequible el urbanismo.

“Es una norma innovadora en su concepción del urbanismo, ya que está pensada para que la ciudadanía de nuestros pueblos y ciudades disfrute de las ventajas que ofrece la acción urbanística del siglo XXI, que está llamada a distribuir las plusvalías que genera aplicando una discriminación positiva en favor de los municipios de menor población”, ha explicado la responsable socialista, remarcando que esas innovaciones legales están inspiradas en los principios del desarrollo sostenible de la Agenda 2030, “que persiguen un uso racional del suelo, apostando por un urbanismo sostenible y favoreciendo la economía circular, donde la ciudadanía adquirirá un mayor protagonismo y la perspectiva de género tendrá un peso específico”.

En esta línea, Sánchez ha remarcado que “esta ley va a sentar las bases del crecimiento de nuestra región en los próximos años y va contribuir, de forma decisiva, en la lucha frente al reto demográfico, haciendo de los ayuntamientos verdaderos agentes urbanizadores de su territorio”, y ha incidido en que se busca proveer a nuestros pueblos, especialmente a los que están más afectados por la despoblación, de los instrumentos legales suficientes para facilitar las inversiones productivas que permitan mejorar sus economías fijando población. “Para ello es clave eliminar trámites administrativos repetitivos y tediosos; crear nuevas normas flexibles pero a la vez firmes y bien definidas; ser capaces de atender la realidad cambiante de nuestra sociedad, la particular idiosincrasia de nuestros pueblos y ciudades y las necesidades reales que plantea la ciudadanía”, ha detallado la responsable socialista.

Una ley pensada para dar respuesta a los problemas existentes

Además, ha advertido que esta ley va a permitir que “cuando alguien tenga una idea que suponga crear empleo o riqueza en Castilla-La Mancha, se encuentre con la legislación más ambiciosa y avanzada de toda España, porque de nuevo esta comunidad y este Gobierno regional van a ser punta de lanza para el progreso de nuestra tierra”, y ha avanzado que también se persigue una mayor dinamización de la economía, así como reactivar solares paralizados para conseguir una mayor oferta de viviendas asequibles para el conjunto de la población.

De hecho, la Ley SUMA plantea potenciar esta cuestión y prevé la posibilidad de reconvertir suelos o promociones que iban a ser destinadas a vivienda protegida para hacer vivienda libre más asequible, siempre que no haya demanda de la protegida. “Esto será posible siempre y cuando el propietario o propietaria se comprometa a solicitar licencia urbanística de obras en el plazo máximo de doce meses para reactivar promociones y solares sin construir, pero con las medidas necesarias para evitar que sea con un fin especulativo”, ha asegurado la diputada regional.

Asimismo, se establece la posibilidad de eximir de la obligación de reserva para construcción de vivienda protegida a los municipios de más de 50.000 habitantes, si en tres de los últimos cuatro años presentan disminución en el número de habitantes o cuando hayan perdido población según el dato acumulado de los últimos seis años. Para los municipios con más de 5.000 habitantes y menos de 50.000 habitantes, la reserva responderá a la demanda del registro; y para aquellos con menos de 5.000 vecinos y vecinas no será obligatorio realizar esta reserva de suelo para “evitar cortapisas al desarrollo de otra serie de actuaciones propias del ámbito rural”, tales como pueden ser las viviendas de carácter estacional y las turísticas.

Al tiempo que se prevé la potenciación de la comunicación previa y la declaración responsable. De esta manera, se amplía su ámbito de aplicación a nuevos escenarios y se contempla que el promotor de las actuaciones como obras menores, primeras ocupaciones e instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo pueda iniciarlas a partir del día siguiente a que se le comunique por parte de la Administración, si no hay ningún inconveniente.

Medidas para hacer que la región sea más atractiva para el sector industrial y logístico

La diputada regional también ha informado que la Ley Suma introduce un bloque de medidas “para hacer que la región sea más atractiva para el sector industrial y logístico” y plantea la posibilidad de innovar los programas de actuación urbanizadora, para abordar la adecuación a las necesidades y demandas que pueden sobrevenir durante su ejecución; se innova la regulación de los aparcamientos exigidos en los polígonos industriales. En paralelo, se flexibiliza el régimen de las zonas verdes en polígonos industriales, para ello, se plantea también un diseño particularizado de cada actuación y se modifica la regulación de las reservas de suelo dotacional de los planes de delimitación de suelo urbano, que se determinará en función de las necesidades de la población.

La Ley Suma es fruto del consenso y el resultado de escuchar a todos los alcaldes y alcaldesas de la región “como siempre hacen los Gobiernos socialistas”

Igualmente, la responsable del PSOE ha apuntado que esta iniciativa es fruto del consenso, del diálogo y la colaboración, “como todo lo que hacen los Gobiernos socialistas” y ha señalado que esta proposición de ley es la suma de las peticiones, reivindicaciones y también sugerencias de los alcaldes y alcaldesas de toda la región y de todas las sensibilidades políticas “porque desde Ejecutivo de García-Page y desde el PSOE pensamos que otra forma de hacer política es posible, alejados del ruido y la confrontación y apostando por generar soluciones y no problemas”.

Finalmente, Marisa Sánchez ha remarcado que el Gobierno regional, a través de la Ley SUMA, acepta el reto de establecer las bases de un nuevo modelo de urbanismo, “donde su principal leitmotiv es la igualdad de oportunidades, la inclusión y la cohesión”.

 

Recomendamos leer

Juan Miguel Parra Bueno es el nuevo alcalde socialista de Corral-Rubio

El Pleno Municipal ha respaldado esta mañana al regidor, que sustituye a Encarna García Peñaranda, …