viernes , 10 abril 2020

DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO…

Parece que no aceptamos que lo que decide el pueblo es la democracia. Que nos resistimos a ver que todas las opiniones son válidas. Y que no aceptamos que estamos en un nuevo tiempo donde evolucionar supone romper con el pasado.

Por cinco veces los españoles han decidido mayoritariamente dar su confianza a un Gobierno progresista, y esto es un dato objetivo. España avanza hacia nuevas formas de gobernanza, y el tiempo dirá si ha sido un periodo bueno o malo a tenor de los resultados con los que se han de analizar las cosas.

¿Qué tiene esto de malo, que tantos ríos de tinta provoca? Lo tengo claro: el miedo a lo desconocido y a que gobierne (y pueda hacerlo bien) aquel al que ‘yo no quiero…’.

Frente a ese ‘ruido’ que ya algunos no oyen y frente a la negación de la democracia que emana de la soberanía popular, este Gobierno representa la esperanza de que otra política es posible. Una dirigida a las personas, que no descuide nuestro entorno y dé cabida a una nueva economía que sea motor de nuestro futuro.

La última semana, el Consejo de Ministros (que lleva apenas 15 días en el trabajo) ha hecho cosas verdaderamente importantes para la ciudadanía. Eso es, a mi modo de ver, lo que hay que explicar y comentar; lo que los ciudadanos quieren saber; lo que nos interesa.

Porque es interesante conocer cómo se ha logrado, en tan sólo dos semanas de trabajo, la subida a 950 euros del Salario Mínimo Interprofesional a través de un acuerdo dialogado con la patronal y los sindicatos que va a suponer, además de un repunte de la economía al disponer de más dinero el bolsillo de un buen número de ciudadanos y ciudadanas de nuestro país, un avance en derechos y una aproximación a nuestros ‘vecinos’ europeos.

Interesa saber cómo se ha subido el sueldo a los funcionarios y se han incrementado las pensiones de nuestros mayores. O cómo en nuestro país se ha declarado la emergencia climática para tomar medidas contra lo que se nos avecina por un mal uso de nuestro mundo.

Es, en definitiva, interesante que seamos capaces de ver lo positivo de las cosas y no sólo cómo hay gente que se dedica a criticar, a arremeter contra un presidente elegido mayoritariamente por la ciudadanía, y a sembrar el miedo sobre lo que pasará pero nunca pasa.

Vivir siempre en el pasado y no dejar avanzar a los que llegan con nuevas ideas es ‘carca’ y retrógrado, siempre desde mi punto de vista, claro. Dentro de cuatro años tendremos oportunidad de ver, qué se ha hecho y cómo y, a partir de eso, podremos nuevamente votar y decidir en quién depositamos nuestra confianza.

De momento, respetemos el trabajo del que está; apoyémosle en el quehacer diario y, de tenerla, demos nuestra visión contraria con respeto y con argumentos, sin sembrar el miedo y anunciar un apocalipsis inmediato.

Se lo merece España y quienes habitamos en ella. Se lo merece Castilla-La Mancha y sus gentes. Se lo merece Albacete y sus mujeres y hombres.

Mientras tanto, yo seguiré contando a mis paisanos y paisanas lo importante que será la subida del Salario Mínimo Interprofesional y cómo les ayudará el incremento de las pensiones, y dando la enhorabuena a los funcionarios por ese merecido aumento salarial después de tanto tiempo de recortes.

¿Qué prefieres tú?

Donelia Roldán

Senadora por Albacete

 

 

Recomendamos leer

Los socialistas de Albacete destacan las medidas puestas en marcha por el Gobierno para garantizar la actividad en el sector agrario durante el estado de alarma

Los responsables del PSOE en las Cortes Generales por esta provincia han explicado que esta …