viernes , 6 diciembre 2019

Miranda y Vilches apelan a una movilización progresista por la cohesión y frente a la desigualdad social

  • El candidato socialista al Senado, Manuel Miranda, y la candidata socialista al Congreso de los Diputados, María Luisa Vilches, han visitado la localidad de Caudete arropados por su secretario general y diputado de las Cortes de Castilla-La Mancha, Antonio Sánchez.
  • Manuel Miranda, candidato socialista de la provincia de Albacete al Senado reivindica que “el PSOE es el único partido que tiene la aguja con la que coser la brecha social y la cohesión territorial”

Miranda ha querido comenzar justificando la necesidad de una amplia movilización electoral. En primer lugar, se ha referido a que “han sido los partidos que perdieron las elecciones quiénes nos obligan a volver a ejercer el derecho democrático de votar, protagonizando un bloqueo que ha impedido al candidato que ganó las elecciones formar gobierno”. Recordaba que el PSOE fue ejemplar y siempre ha mostrado un gran sentido de Estado, habiendo permitido en su día a Mariano Rajoy gobernar cuando se produjo una situación de bloque político similar, así como ofreciendo su apoyo en la aplicación del artículo 155 cuando las circunstancias lo requirieron: “hoy, en una situación similar, el Partido Popular es incapaz de mostrar una altura democrática que permita al partido ganador de las elecciones poner en marcha las políticas que la gente necesita pese a que han obtenido la mitad de representación que el Partido Socialista”. Continuaba mostrando su tristeza por el hecho de que tampoco los partidos minoritarios hayan sido capaces de colaborar en el desbloqueo político, especialmente la formación de Unidas Podemos que “priorizó ocupar puestos en el Gobierno de España por encima de un programa de gobierno y unos presupuestos que combatieran la desigualdad social. Con ello, han impedido por cuarta vez la formación de un gobierno socialista”.

En este contexto, Manuel Miranda ha apelado a la movilización ciudadana de cara al próximo 10 de noviembre apoyándose en “evidencias claras de la necesidad de un gobierno fuerte, moderado y progresista”. En sus propias palabras, “el PSOE es el único partido con representación en todo el territorio nacional y, por tanto, que tiene la aguja con la que coser la brecha social y la cohesión territorial. Y esta es una afirmación que se justifica, no solo en los compromisos electorales con el país, sino también en los propios hechos en estos pocos meses de gobierno: la subida del SMI más importante de la historia y que ha mejorado la situación de más de dos millones de trabajadores, la revalorización de las pensiones o la recuperación del subsidio por desempleo para mayores de 52 años, entre otras medidas”.

Finalizaba haciendo mención expresa a que “los bosquejos del programa electoral socialista son los mimbres que repararán las consecuencias de la crisis económica agravadas por un Partido Popular que aprovechaba esa coyuntura para profundizar la desigualdad entre los españoles. Entre las principales medidas debemos destacar la protección, cada año y para siempre, del sistema público de pensiones; la apuesta por aumentar progresivamente el SMI hasta fijarlo en el 60% del salario medio; el apoyo a los autónomos y la apuesta por los emprendedores; una nueva ley básica de educación que suponga el consenso y la integración de toda la comunidad educativa o la apuesta por la lucha contra el cambio climático a través de la promoción de las energías renovables y la búsqueda de una mayor justifica fiscal mediante medidas que combatan el fraude fiscal y garantice la redistribución de la riqueza”.

María Luisa Vilches, candidata al Congreso de los Diputados, ponía el acento en que “frente a los partidos políticos negacionistas del cambio climático y la violencia de género urge un apoyo masivo al proyecto de Pedro Sánchez”.
Vilches ha querido contextualizar que “la emergencia nacional e internacional requiere de forma imperiosa un gobierno estable, seguro y prudente. El PSOE cuenta con la experiencia, el programa y el equipo más solvente frente a los desafíos del secesionismo catalán, el BREXIT y la guerra comercial de Estados Unidos y sus medidas proteccionistas arancelarias”. La prioridad, según la candidata socialista, es sacar a España de este desbloqueo para enfocar y atajar la situación adversa que se presenta para la economía ante todos estos desafíos.

Advertía también que “los gobiernos de Andalucía, Murcia y la Comunidad de Madrid son muestras evidentes de la colonización de la ultraderecha de las instituciones, por lo que resulta más importante que nunca un apoyo masivo al proyecto de Pedro Sánchez. Frente a los partidos políticos negacionistas, representamos las políticas transversales que parten del reconocimiento del problema del cambio climático y la violencia de género. Las políticas del PSOE están impregnadas de forma transversal por el feminismo y el cuidado de nuestro planeta”.

Recomendamos leer

Manuel González Ramos: “Hay que actualizar nuestra legislación para impedir que los continuos avances tecnológicos digitales atenten contra los derechos fundamentales”

El diputado socialista defiende en el Congreso el Real-Decreto por el que se adoptan medidas …